25 noviembre 2010

Cita 25 de noviembre - Thomas Hobbes

Al deseo, acompañado de la idea de satisfacerse, se le denomina esperanza;
despojado de tal idea, desesperación.


Thomas Hobbes
(1588 - 1679)

17 Comentarios:

Irewen dijo...

El Sr. Hobbes me ha tenido ocupada esta semana por la facultad, la verdad es que tiene un pensamiento pesimista pero interesante. La esperanza es una luz que tenemos siempre presente - o al menos deberíamos - para poder seguir hacia delante.

Un beso de jueves, ya nos queda menos para acabar la semana ;)

kanet dijo...

Hola mi querida Princesa, caramba con la cita de hoy. Es simple, se ve con solo leerla pero en el fondo no lo es tanto ee
El deseo siempre va acompañado de la idea, ¿quien dice que no? ¿para que se tiene un deseo si no es para satisfacerse o satisfacer?
Ainsss que me lio jeje
Curiosa la cita de hoy, pues si.

Besitos azules mi querida señora, frío tenemos hoy ee pero con sol, eso si, lo que hace que el día sea más gélido (es que soy muy friolera jeje), muasssssssssssss

kanet dijo...

Nuestra querida Princesa se nos ha ido de "pico pardos" jeje .. está en desaparecidos en combate jeje

Que se te extraña amiga :)

Besitos muasssssssssss

mucho_que_contar dijo...

Entiendo que los deseos que se tienen simplemente por tenerlos, sea una especie de desesperación o problema, si se quiere. Aunque sea complicado comprender que algún deseo no tenga como fin último algún tipo de satisfacción. Quizá si se añadiera que deban satisfacer ante la necesidad, se podría entender mejor. Pero así tal y como Hobbes la expresa, resulta, cuando menos, curiosa.


Millones de abrazos, mi querida Princesa. Todo lo mejor para este día gélido que nos acompaña.

Icíar dijo...

Creo que es una buena definición. La esperanza y la desesperación como resultado del deseo.
Besos a mi princesa.

Ana dijo...

Buena cita, no la conocía, como no conozco la mayor parte de las que pones, y que por eso me encanta entrar aquí, para descubrirlas y disfrutarlas
Un beso enorme guapa

AKASHA BOWMAN. dijo...

Hobbes en su día me volvió loca (ya te comenté que la Filosofía no era mi fuerte y siempre se me atragantaba) y si encima el hombre era un pesimista de cuidado... apaga y vámonos, lo que me faltaba a mí precisamente.

Hay deseos que no precisan ser satisfechos, Princesa, el simple echo de poseerlos y darles vida en tu mente ya consiguen satisfacerte plenamente.

PD. ¿Te has ido a Bath, querida? dicen que con el inicio de la temporada hay mucho que ver por allí jejejejeje

Besos

César dijo...

Hola Princesa. La cita es perfecta, me ha gustado mucho. Has dado en el blanco.

Espero que algún día puedas colocar alguna cita de un autor peruano...

Hasta pronto, que estés bie.

Princesa Amidala dijo...

Hola mi querida Irewen,
la verdad es que Hobbes da para mucho estudio,jeje. Como suele decirse sin esperanza no hay vida, y estoy de acuerdo, no tener esperanza es como no tener objetivos.

Besitos cielo y siiii, al fin se va acercando el ansiado fin de semana, a mi la semana se me está haciendo especialmente in-ter-mi-na-ble. Muchos ánimos guapa.

Princesa Amidala dijo...

Ay, mi dulce mariposita azul (tengo licencia, lo séee) siempre consigues arrancarme una sonrisa guapa, no sé como te lo montas.

¿De picos pardos? jeje, qué más quisiera yo,la verdad. Nooo, lo que pasa es que hay días que dejo programadas las citas aunque sé que a lo mejor mis obligaciones me mantendran ocupada hasta tarde. Ayer simplemente no era nadie,jeje, ¿te suena? pues eso, que hay días que mi tiempo, simplemente no es mío. Eso siii, tus poemas me los leo siempre, incluso aunque entre y no comente.

La cita de hoy, bueeeno es una bonita manera de definir tanto la esperanza como la desesperanza.

Besitos helados, siii, por aquí también ha refrescado.Muaaahh!

Princesa Amidala dijo...

Hola mucho_que_contar,
Hobbes nos plantea en esta cita una particular definición de la esperanza y desesperanza vistas la dos como un deseo. Yo interpreto que cuando se tienen deseos y estos llegan a satisfacerse o sabes que pueden llegar a realizarse, éstos son pura esperanza. En cambio, cuando tienes un deseo y este no puede cumplirse, cuando sabes que no llegará a ser, entonces éste es desesperanza pura y dura.

Gracias por esos abrazos mi querido sureño, los mismos para ti y mis deseos para que lo que resta de día sea provechoso para tí.

Princesa Amidala dijo...

Hola querida Icíar,
a mi me dio la misma buena impresión esta difinición de Hobbes. La esperanza y la desesperanza vistas como deseos y que como tales lo único que las diferencia es la consecución o no de ese deseo.
Un enorme beso guapa, al fin jueves ufff, y por cierto, encantada de ser tu princesa ^_^.

Princesa Amidala dijo...

Hola mi queridísima Ana,
el trabajo de descubrimiento de citas es mutuo, la verdad, yo también las descubro día a día y poco a poco.

Un besito y que la esperanza esté siempre contigo mi querida romanticona, hasta pronto.

Princesa Amidala dijo...

Jajaja, ay Akasha, tienes razon querida, comparto tu punto de vista absolutamente, si el tal Hobbes es pesimista "apaga y vámonos" lo que nos faltaba...a los que como tú nos consideramos almas melancólicas, mejor huir de todo lo que tenga tinte tristón. Sí, sin duda más pesimismo a mí tampoco no me hace ninguna falta, de veras te lo digo.

Bueeeno, eso de que los deseos es suficiente con satisfacerlos en nuestra mente no sé yo. Supongo que depende de lo que se desee, hay aspiraciones que pueden ser irreales, esas si, esas hay que darse cuenta que son fruto de una mala pasada de nuestra imaginación, pero como bien sabes, los sueños hay que lucharlos y hay cosas que simplemente nos parecen imposibles, pero NO LO SON.

Por otro lado, qué más querría yo que haberme ido a tomar las aguas a Bath o a cualquier otra ciudad balneario (te aseguro que cualquiera me valdría, jeje). Pero no, mi jornada laboral interminable más bien diría, brrr,hay días que simplemente mejor borrarlos de nuestra memoria.

Pero mil gracias guapa, ya sabes que aprecio horrores tu interés y que me echéis de menos ni que sea un poquito me hace la vida más llevadera, de corazón te lo digo.

Un besito de tu amiga y admiradora, muaaahhh!!!

Princesa Amidala dijo...

Hola querido Cesar,
sus deseos son ordenes caballero, hay cosas a las que esta humilde servidora no puede alcanzar, pero esa honesta petición será gustosamente concedida ^_^.

Me alegra que te parezca acertada la cita de hoy, la verdad es que quien más quien menos todos hemos vivido cualquiera de los dos estados en algún momento de nuestra existencia.

Un abrazo y te deseo lo mejor.

LadyMarian dijo...

Uy! Una cita fantástica! Muy buena y muy clara.

La esperanza y la desesperación tienen algo en común: el deseo. El problema mayor es cuando ni siquiera hay deseo. Se podría decir que es casi como estar muerto en vida porque ni siquiera encontramos desesperación.

Besotes

Princesa Amidala dijo...

Hola querida ladyMarian,
me ha gustado tu análisis sobre la falta de deseo, creo que tienes muchísima razón y que analizándolo fríamente es un fenómeno que a veces nos ocurre a muchos sin darnos cuenta. La rutina, el miedo, provoca que dejes de desear cosas, que te conformes o te amoldes a las exigencias de los demás sin ver que eso a la larga o la corta te hará morirte en vida, y sin duda desesperarte irremediablmente.

Brillante querida, brillante paralelismo.

Besos grandotes y buen fin de semana.

Afiliados

Lecturas de la princesa Amidala © 2008. Template by Dicas Blogger.

SUBIR  

Subir a Inicio