02 diciembre 2010

Cita 2 de diciembre - Dámaso Alonso

GOTA PEQUEÑA, MI DOLOR

Gota pequeña, mi dolor.
La tiré al mar.
Al hondo mar.
Luego me dije: ¡A tu sabor
ya puedes navegar!

Más me perdió la poca fe...
La poca fe
de mi cantar.
Entre onda y cielo naufragué.

Y era un dolor inmenso el mar.


Dámaso Alonso
(1898-1990)

8 Comentarios:

Ana dijo...

Hola Princesa
Un poema que suena bien, pero que es demasiado enrevesado para mi jaja, me cuesta captar ciertas cosas con este género.
Pasa buen día
Un beso

kanet dijo...

Hola mi querida Princesa, ya ves, tira una gota en el mar y ese se transforma. De algo pequeño se vuelve algo grande.
No hay que tirarlo nunca donde se tenga alas para transformarse en algo grande y molesto.
Pero una cosa es lo que se deba hacer y otras lo que se haga o se pueda hacer.
Reflexiva esta cita mi señora, mucho.

Que tengas un buen día querida estimada mía, besitos azules muassssss

mucho_que_contar dijo...

Dámaso Alonso no es santo de mi devoción ^_^. Y conozco muy poco de él, lo obligado para superar alguna asignatura de la facultad. Éste texto no lo conocía y quiero entender que siente tanto dolor, que es tan grande, que una simple gota de él puede contagiar ese dolor a algo tan inmenso como el mar. He dicho en alguna ocasión que Manuel Machado dijo que un libro de versos no se entiende; se ama o se detesta. Y es cierto que el poema deja abierta una interpretación de muchos matices, que, puede resultar incomprensible, sí, pero hermoso.

Besitos nublados mi Princesa, sin lluvia. Ten un hermoso día.

AKASHA BOWMAN. dijo...

La verdad no he entendido muy bien lo que el poeta pretende transmitir (jejejjejje creo que es la primera vez que me falla la inventiva) solamente he apreciado la magnitud del dolor del hombre pues al tirar una lágrima al mar es esta capaz de mutar toda la inmensidad. Terrible.

Besos mi querida Princesa

fergie dijo...

ooo, que lindo, jajjajaja, me gusto eso de que lo arrojo al mar...
suena muy bonito aun que el poema este un poco... triste?
como sea, me gusto, y me alegro que ya tenga el internet para leerte!!
a y por cierto, yo tambien estoy con ese libro de temblor! me encanta!!
bueno, linda entrada y besitos

César dijo...

Hola Princesa Amidala, el poeta recién lo conozco por la cita. Y la primera parte he podido comprenderla, mas la segunda ya no... Lo que sí puedo identificar cómo el poema asocia la tristeza con la inmensidad del mar.

Espero puedas aclararme el sentido del poema.

Hasta pronto, que estés bien!

Princesa Amidala dijo...

Bueno queridos ya veo que el poema de hoy no ha tenido éxito, en conjunto lo habéis encontrado enrevesadillo y complicado de interpretar.

No os negaré que yo lo tuve que releer varias veces para acabar de pillarlo, jeje y aún ahora no estoy segura de haberlo interpretado bien. Pero bueno, venía tan a cuento con mi estado de ánimo y lo encontré tan evocador y bello. La idea de subestimar al dolor y creernos tan sobervios como para que lo podamos arrojar al mar como si de una gota se tratase no sirve más que para demostrarnos que ante nuestra arrogancia este se nos devolverá multiplicado como un basto mar.

Me quedo con algo que ha dicho mucho_que_contar los versos no se entienden o se aman o se detestan. Espero que almenos su musicalidad os haya atrapado un poco.

Un enorme beso y que mañana viernes os sea provechoso, hasta pronto.

mucho_que_contar dijo...

Mi querida Princesa, aprovecho las palabras para reivindicar la grandeza de don Manuel Machado, gran poeta cuyo recuerdo vive -injustamente, mi opinión-, a la sombra de su hermano Antonio por el simple hecho de que se desmarcó de lo que interesaba en aquella, su época. Es decir paisajes, política, y algún detalle cultural. Manuel hizo poesía más oscura, misteriosa, metafísica, quizá. Que conste que me encantan los dos, pero esta cita de Manuel viene bien para la poesía de Dámaso Alonso, se ama o se detesta, pero no se entiende (o cuesta lo suyo ^_^)

Un besito muy grande con la luz del sur.

Afiliados

Lecturas de la princesa Amidala © 2008. Template by Dicas Blogger.

SUBIR  

Subir a Inicio