30 septiembre 2010

Cita 30 de septiembre - José María de Heredia



Mira, mi bien, cuán mustia y desecada
del sol al resplandor está la rosa
que en tu seno tan fresca y olorosa
pusiera ayer mi mano enamorada.

Dentro de pocas horas será nada...
No se hallará en la tierra alguna cosa
que a mudanza feliz o dolorosa
no se encuentre sujeta y obligada.

Sigue a las tempestades la bonanza:
siguen al gozo el tedio y la tristeza...
Perdóname si tengo la desconfianza

de que dure tu amor y tu terneza:
cuando hay en todo el mundo tal mudanza,
¿solo en tu corazón habrá firmeza?

José María de Heredia - "La desconfianza"

 (1803-1839)

8 Comentarios:

mucho_que_contar dijo...

Desconfianza... Una de las palabras más delicada de nuestro léxico. "Dentro de pocas horas será nada" Es una idea muy extendida pero no la subrayo al 100%. Además, aunque así ocurra, el tiempo vivido permanece en los recuerdos. El primer terceto expresa un movimiento a los opuestos, pero repito, mejor quedarse con lo bello y sobre todo, luchar porque después del gozo llegue el tedio y la tristeza.

Te vas a reír de mí, Princesa pero te diré que conocía el poema pero no al autor ^_^. Pa' darme una paliza, desde luego.

Un beso enorme y que tengas un buen día.

Pasajes románticos dijo...

Estoy conociendo una de citas en esta sección de tu blog Princesa...
Me ha gustado mucho, gracias por ponerlas.

Un beso
Dácil

Eleanor Atwood dijo...

Hermoso poema. Pero me gustaría apuntar una cosita:
No considero que el amor genuino sea tan efímero como la rosa cortada que se seca al día siguiente. El problema con esa rosa es que ha sido desarraigada de su fuente de alimento:la planta, y por eso muere rápido. Si el "amor" que sentimos no ha echado raíces en nuestro corazón, nos durará lo mismo que una tormenta de verano:nada.

La desconfianza es buena sólo cuando está dirigida a aquellos que la merecen.

Besos.

Princesa Amidala dijo...

Hola mucho_que_contar,
cuando leí el poema que he elegido para hoy, lo primero que pensé es que el autor era un excéptico de mucho cuidado que se pregunta... si el mundo, el entorno, las personas cambiamos, nos desintegramos, mutamos continuamente ¿porqué no van a hacerlo nuestros sentimientos? "¿sólo en tu corazón habrá firmeza?". Me gusta la contundencia de esta última pregunta.

Aunque opino como tú, se puede luchar contra el tedio y para mí nada muere mientras siga vivo en nuestro recuerdo.

Un besito.

P:D: El maestro en poesía eres tu querido, ni en sueños me atrevería a reirme de tí ^_^.

Princesa Amidala dijo...

Hola mi querida Dacil,
lo cierto es que ahora que no me oye nadie, te confieso que yo aprendo al mismo ritmo que vosotros ^_^.

Besitos wapi.

Princesa Amidala dijo...

Hola mi querida Eleanor,
me alegra que te haya gustado el poema y que añadas comentarios tan interesantes como el de hoy, ya que en mí opinión ayuda a que entre todos le saquemos punta al texto.

Tu análisis me parece exquisito, sin duda no podemos comparar un amor sincero con algo tan efímero como una rosa, en mi humilde opinión es sólo un bello recurso poético. Pero ah, tu disertación de la rosa que ha sido cruelmente arrancada de su planta es acertádisima y al igual que tú opino que todo amor que se precie primero debe echar raíces, abonarse y regarse constantemente y con mimo, para no languidecer y acabar pereciendo .

Gracias mi querida dama, y sea siempre bienvenida por aquí.

Besitos.

Wendy dijo...

Esta noche Princesa aún admirando la belleza del poema no quiero estar de acuerdo, necesito creer que no siempre es efímero, que puede durar y que dura, que solo depende de lo que se le míme.
Esta noche necesito decir que quiero creerlo.
Un beso.

Princesa Amidala dijo...

Hola Wendy,
como te entiendo querida, hoy también yo necesito creer que no es cierto, que el amor no es efímero y que por contra este puede llegar a ser para siempre si se le trata como merece, como la joya preciosa, única y especial que es.

Besos y mil gracias por tu comentario. Pasa un buen fin de semana.

Afiliados

Lecturas de la princesa Amidala © 2008. Template by Dicas Blogger.

SUBIR  

Subir a Inicio